Sábado 16 de Diciembre de 2017
NOTICIAS
30 de Octubre de 2017
Fuente: Redacción
Fisioterapeutas y logopedas recalcan la importancia del trabajo conjunto en el tratamiento del ictus
Esta enfermedad, que afecta cada año a unas 120.000 personas en España, supone la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres

Los Colegios Profesionales de la Comunidad de Madrid de Fisioterapeutas y Logopedas han puesto en valor la importancia del conocimiento mutuo de ambas disciplinas para mejorar la calidad de vida y el aumento de las capacidades de las personas que han sufrido un ictus durante la jornada ‘Abordaje del ictus desde la Fisioterapia y la Logopedia’ que ha tenido lugar este sábado.



Este encuentro para profesionales y estudiantes ha sido inaugurado de manera oficial por el viceconsejero de Humanización de Asistencia Sanitaria, Fernando Prados, la presidenta del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM), Cristina Municio, y el decano del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), José Antonio Martín Urrialde.

Prados, quien ha recalcado la importancia de las funciones estas terapias, ha indicado que la región es un ejemplo y un modelo en los protocolos de atención y tratamiento del ictus, al contar con un total de siete centros destinados a su recuperación de los pacientes que han pasado por esta enfermedad, aunque “aún queda mucho por hacer”. 

Tras estas palabras, la sesión ha comenzado con la intervención de la logopeda y supervisora del centro LESTER, Elia Rodríguez, quien ha hablado sobre ‘Las alteraciones de la voz, habla y lenguaje en el ictus’. Tras poner en valor la importancia de contar con un equipo multidisciplinar, ha señalado que el objetivo primordial de todos los profesionales implicados en la recuperación de los pacientes que han pasado por esta enfermedad es mejorar su calidad de vida, “ya que esta alteración en el proceso de comunicación repercute directamente en su día a día”.

Así, la logopeda ha explicado que lo que más refieren las personas que han pasado por un ictus son dificultades a la hora de llevar una vida normalizada, debido a que en la mayoría de las ocasiones se produce un fuerte impacto sobre las relaciones interpersonales. “Muchas personas acusan un cambio de rol en el entorno familiar, otras se cansan o asfixian cuando mantienen una conversación, otros sufren frustración cuando no les salen las palabras, y otros llegan a ser incluso estigmatizados”.

No obstante, para que los pacientes puedan ‘reconstruir’ su vida, su identidad personal, es fundamental que los profesionales logopedas “pongan el foco de atención en su forma de interactuar, ya que actualmente es el contexto lo que marca la comunicación”, ha matizado la logopeda y supervisora del Centro LESTER Madrid.

Por su lado, la fisioterapeuta de la Fundación Polibea, Sabrina Álvarez, ha iniciado su ponencia ‘Intervención del fisioterapeuta en el paciente con ictus dentro del equipo multidisciplinar’ explicando cómo trabaja la fisioterapia sobre la reconstrucción postural para mitigar las secuelas del ictus. “Estos pacientes suelen hacer un esfuerzo excesivo a la hora de realizar cualquier movimiento y en muchos casos, no llegan a terminarlos con éxito con la frustración que conlleva”.

Así mismo, Álvarez ha hecho hincapié en la importancia de analizar los aspectos físicos y funcionales de cada paciente, ya que son fundamentales para hacer una buena valoración y marcar unos objetivos y plazos de recuperación. “Fisioterapeutas, logopedas e incluso terapeutas ocupacionales deberíamos trabajar siempre de manera coordinara para avanzar de manera más rápida y eficaz en la recuperación de estas personas”, ha indicado.

La fisioterapia trabaja sobre los aspectos más físicos y funcionales de la persona afectada de un ictus, entre los que se encuentra la estimulación táctil, que permite la llegada de ‘inputs’ al sistema nervioso central y facilita la fuerza motor sobre el miembro afectado, o la verticalización temprana del paciente para la activación de los patrones antigravitatorios que incidirán sobre la capacidad de incontinencia de los pacientes.

Para finalizar esta mesa de debate, el terapeuta ocupacional César Cuesta, ha puesto el foco de atención en los problemas psicológicos y en la ‘marginación’ sociolaboral que sufren las personas afectadas de ictus. “Algunos de ellos obtienen el certificado de discapacidad ya que, por ejemplo, no pueden continuar trabajando, pero el problema es que esto no sucede siempre”.

Los Colegios Profesionales de Fisioterapia y Logopedia de la Comunidad de Madrid han organizado este encuentro para poner sobre la mesa una realidad que afecta cada año a unas 120.000, o lo que es lo mismo, cada 14 minutos alguien sufre un ictus en España y supone la primera causa de mortalidad entre las mujeres y la segunda en hombres, según la Sociedad Española de Neurología. Además, en cerca del 40% de los casos, el ictus provoca una discapacidad grave.





COLABORADORES

Según la legislación vigente la información que contiene está página web se considera publicidad dirigida exclusivamente al profesional


¿Es usted profesional sanitario?: